español

english

Instagram

LinKedin

Google +

facebook

blogspot

tumblr

facebook

myspace

twitter

noticias

bio

contacto

lista de correo

media

condiciones de uso

créditos

mapa web

diseño web

galerías de ilustraciones

Láminas a la venta

publicidad

editorial

Ilustración infantil

médica

Retratos

Cómic

Fan art

Entrevista publicada en la revista AGE (ASTURIAS GAI) número 26 (abril 2006).
por David Lafuente.

volver

Iván García es unos de los ilustradores que colaboran actualmente en la revista de cómic gay, Claro que sí cómics, reciente e innovadora iniciativa de Ediciones La Cúpula. Además ha colaborado en esta revista y en las campañas de Xega en numerosas ocasiones con sus dibujos. Con varias obras a punto de editarse a nivel nacional pensamos que ya iba siendo hora de hablar con el de todo esto.



¿Cuándo empezaste a leer tebeos y cuáles fueron tus primeras lecturas?


Pues supongo que empecé siendo un crío, pero no se cuando. Me recuerdo leyendo cómics, bien porque era lo que pedía cuando mis padres me decían ¿qué quieres que te compre? al entrar en un kiosko, o bien porque mi hermano ya era lector de cómics y yo se los cogía. No se cual fue mi primera lectura...solía ir a la biblioteca municipal a leer cómics de los Pitufos, que me encantaban. También me fascinaba Valerian Agente Espacio Temporal, de Mezieres y Christin. No me cansaba de leer aquella colección por que desde pequeño adoro la ciencia ficción. También compraba Transformers y cosas así. Después me interesé por el cómic europeo. Moebius, Arno y Mezieres eran mis dibujantes favoritos. Fueron mis primeros referentes. También leía mucho 1984, Zona 84, Metal Hurlant y comix, que me pillaron fuera de época pues ya no se editaban cuando yo era pequeño, así que los conseguía en saldos y ferias del libro. Lo que si recuerdo es que de pequeño aborrecía los cómics de superhéroes; me parecían infantiles. Ahora me encantan y son los que consumo. Quizá porque son más regulares y porque en España no se edita el cómic europeo como se debería. Las editoriales que se hacen con los derechos de este tipo de cómic apenas los editan aquí y cuando lo hacen es a un precio muy alto por ejemplar.

¿Qué autores sigues o admiras y cuáles son tus tebeos favoritos en la actualidad?...

Pues la verdad es que ahora compro menos cómics que cuando era un adolescente o un niño. Sigo regularmente alguna serie de mutantes de la Marvel, más que nada por ver como le va a tal o cual personaje. No me parezce muy ineteresante lo que se edita. Creo que Joss Whedon está haciendo algo bastante interesante con la Patrulla X y los X-statics también son divertidos, pero el resto ya ni lo miro, me aburre. Me gustaron cosas recientes como The Authority y Nuevos X-men, que han sido lo más del rollo superhéroe en los últimos años. Algunos de mis autores favoritos están en esas series, tanto guionistas (Ellis, Morrison...) como dibujantes. Frank Quitely, que dibujó en ambas series, es desde hace tiempo mi nuevo dibujante favorito. Examino con avidez todo lo que edita; que es poco porque es bastante vago. Recuerdo que Alan Davis me encantaba pero ya no me interesa porque creo que se repite un poco...


...¿y de otros medios como cine, literatura o música?

Ahora tengo como cinco o seis libros empezados en la mesilla. Básicamente novela, de ciencia ficción o histórica. Soy fan de Frank Herbert y Douglas Adams. A veces me da por rollos más sesudos.
De cine me van la ciencia ficción, los zombis y la serie B antes que cualquier otra cosa...Adoro Star Wars, detesto Matrix, me gusta Star Trek. Descubrí hace poco Serenity y me parece buenísima. Un soplo de aire fresco en una cartelera cada vez más repetitiva y mediocre...y estoy a la espera de X3 que promete bastante.
Musicalmente me van Fangoria, La Prohibida, Spunky, Divine por citar algunos; se puede decir que son la banda sonora de mis cómics.


¿Cuáles fueron tus primeros trabajos como dibujante de tebeos?

Pues empecé como empezamos todos; haciendo cositas muy amateur en fanzines autoeditados y cosas por de el estilo...Algún periódico, alguna tira cómica. Destacaría cosas locales como el Gomeru. Realmente, el salto al cómic más profesional los estoy dando ahora. Primero en La revista de Xega, Age, con los XY-men, una parodia o versión marica de la Patrulla X, trabajo que me llevó a Madrid cuando me planteé ofrecerlo como álbum a una editorial y lo aceptaron. Así que me salió redondo y me lo pase muy bien haciendo lo que me dio la gana, que es lo mejor que puedes hacer en esta vida, algo bastante difícil en este mundillo del dibujo.

¿Sueles trabajar como autor completo realizando tanto el guión como el dibujo o el color pero ¿has trabajado alguna vez con guionista o colaborado con otra gente? ¿cómo fue la experiencia y qué ventajas e inconvenientes encuentras frente al trabajo en solitario?


Sí, he colaborado con guionistas, sobre todo al principio. Por aquel entonces vivía en Avilés, donde se celebra una vez al año un salón internacional de cómic. Creo que fue una suerte poder estar allí. Podías hablar con los autores. Enseñarles tus trabajos para ver que les parecían. Lo recuerdo como algo divertido y muy estimulador. Se respiraba creatividad y uno estaba más animado a emprender proyectos con guionistas o con otros dibujantes. Con el tiempo descubrí que no me gustaba trabajar en equipo a ciertos niveles. Me encuentro más cómodo trabajando solo, aunque conlleve un esfuerzo mayor. Evidentemente, tener ya hecho el guión lo vuelve todo más relajado y solo te preocupas de dibujar, pero creo que los guionistas que conocía por aquel entonces, eran tan guionistas como podía serlo yo, así que decidí hacerme yo mismo las historias. Me atrae la idea de colaborar con un guionista en un futuro, pero por ahora me siento más cómodo haciéndolo yo todo. Además de ser capaz de dibujar una historia también tengo ganas de contar cosas; cuando me canse, tiraré de guionista.

Describe un día de trabajo y comenta un poco sobre las técnicas que empleas.

Pues la verdad es que no soy muy trabajador. No soy del tipo de dibujante que se pasa todo el día dibujando. Si fuese así terminaría odiándolo. Me cuesta un montón empezar a dibujar una página de cómic y aunque siempre cumplo los plazos, me da una pereza tremenda. Si me espiasen en un día de trabajo seguramente me pillarían de cafetería, mirando tiendas o hablando de tonterías con algún conocido en un bar. Debe de ser por que me paso la mañana trabajando en un estudio de ilustración, así que cualquier cosa que quiera dibujar, ya sea cómic o ilustración, lo tengo que hacer por las tardes, en mi tiempo libre. Me salva el hecho de que dibujo bastante rápido y eso hace que me cunda el tiempo. Suelo hacer la página en un formato grande. Dibujo con pórtaminas porque no me gusta nada tener que afilar un lápiz. Esto me suele llevar de 2 a 3 horas. Después entinto la línea de lápiz con pincel utilizando tinta china (1 o 2 horas). Borro el lápiz y escaneo la página por partes para darle color por ordenador utilizando photoshop. Cada vez me lleva más el coloreado digital. Ahora estoy en las 3 horas mínimo.


¿En qué trabajas ahora mismo?

Estoy con Las aventuras del Capitán Eclipse, para la revista claro que sí cómics de Ediciones La Cúpula. Estoy encantado con este proyecto. Creo que es lo mejor que he hecho hasta la fecha. Básicamente es una historia de ciencia ficción en la que los protagonistas son gays, así que es como cumplir una fantasía de la infancia. De pequeño fantaseaba con películas de ciencia ficción en las que Flash Gordon pudiese montárselo con el hombre halcón, o Han Solo se tirase a Luke Skywalker. Los niños gays crecemos sin ese tipo de referentes, así que he hecho una historia que un niño gay (o hetero) pueda leer y con la que pueda identificarse. Para mí sería lo más que un niño quisiese ser como el Capitán Eclipse.


¿Puedes comentar algo sobre tus proyectos futuros?

Hacerme millonario cuanto antes. Pero como no empiece a comprar el cupón o me ligue a un ricachón, difícil lo veo. Creo que tendré que seguir con El Capitán Eclipse, que por ahora, se lleva gran parte de mi atención. Tanto la historia como los personajes necesitan un tiempo para centrarse y definirse. Espero poder recopilarlo en un álbum cuando tenga material suficiente editado. También estoy terminando el álbum de los XY para Odisea Editorial que me ha llevado más tiempo de lo previsto ya que he tenido que añadir páginas y me cuesta un montón retomar proyectos ya terminados. Este espero terminarlo para ya.

¿Opinas que los tebeos de temática homosexual deberían recibir una atención
especial por serlo o por sus valores artísticos?

No creo que los tebeos de temática homosexual reciban una atención especial, simplemente antes no los había y ahora sí. Hasta ahora se consumía lo que había, que normalmente estaba orientado al mundo heterosexual. Hablo de series de televisión, música, cine, cómic...medios en general. Novedades a parte, al final se termina imponiendo la calidad de la obra, que es lo que le importa al lector, o al menos a una parte. En Claro que sí cómics se ha hecho una discriminación positiva hacia los autores gays. Supongo que en la Cúpula se valora de forma positiva el hecho de que si sales en su revista, todo el país sabrá que eres gay. De alguna manera se habrá hecho justicia a aquellos autores que han perdido oportunidades de trabajo por estar fuera del armario, que será más de uno. Los cómics tienen un público muy concreto. Lo que pasará ahora es que la parte gay del público, encontrará personajes y situaciones con los que podrá identificarse. No creo que exista el cómic gay más allá de lo puramente sexual, que es lo único que diferencia a homosexuales de heterosexuales. Podemos hablar de autor gay (que me parece una bobada poco relevante), de personaje gay y para de contar. Las historias son las mismas y el dibujo también. Puede que existan situaciones con las que nos identifiquemos más o menos, pero un heterosexual puede asimilarlas como el gay asimila y entiende otras cosas. A saber cuantos guionistas y dibujantes de títulos emblemáticos de la Marvel son homosexuales o lesbianas. ¿Se convierte entonces en un cómic dirigido a gays?. La respuesta es evidente: no.

volver / subir